Skip to content

Adultos mayores: ¿Por qué votar?

5 marzo, 2019
Adultos Mayores

Por Hugo Valderrama

“…la persona mayor tiene una actitud pasiva, y cuando se dice ‘los mayores no somos pasivos’, no serán pasivos para bailar, para reunirse en el club de los abuelos, para viajar, pero desde el punto de vista de su participación ciudadana es bastante negativa…”

Mirá el video

La participación del adulto mayor

Habitualmente en los consultorios, más allá de la consulta médica que hace el paciente respecto de su salud, generalmente sale el tema del costo de los medicamentos, el costo de la vida, cuánto cuesta hacer una dieta si uno es diabético, si uno es hipertenso y realmente es complicado.

Y siempre se enlaza eso, cuando habla con el paciente, con el problema político, ‘cómo le va a ir a nuestro país’, ‘fíjese que siempre los políticos son así’, ‘que son corruptos, ‘que no son corruptos’, ‘que hay que votar a este’, ‘que no hay que votar al otro’. Hay un planteo general de disconformidad, eso es lo claro. La persona mayor se siente, y con justa razón, de lo que recibe mensualmente como aporte de alguna manera, así sea un subsidio, nunca alcanza, siempre tiene que estar haciendo malabares y no puede darse gustos y es como que siguen esperando, mantienen todavía alguna esperanza de que en algún momento pueda cambiar, pero a medida de que va pasando el tiempo, van pasando los gobiernos y el va envejeciendo va sintiendo de que esa esperanza se va disminuyendo y cada vez cree menos.

Y ahí se cae en un problema que a mi, en lo personal, me preocupa muchísimo, que es la actitud que tiene la mayoría de la gente mayor de esperar que le vengan a solucionar los problemas, de que cuando cambia el gobierno este le solucione. Y yo le voy a decir una cosa señores, acá esto es clarito, nadie va a solucionar el problema de los mayores porque a la vista de nuestros políticos, por lo menos en Argentina esta pasando eso, la persona mayor no funciona como un ciudadano activo, que quiero decir con esto, no es una persona que políticamente tenga interés porque si el político toma plata del ANSES, toma plata de acá, de allá, plata que usted en algún momento aportó y el político lo utiliza, hablemos de inclusive ‘no con una actitud corrupta’, sino la utiliza como préstamo con intención de que ese mismo gobierno se lo devuelva, no se preocupa por lo que va a pasar, más allá del comentario que usted me hace en el consultorio o le hace al vecino, porque la realidad es que saben que la persona mayor no le va a cortar la ruta, ni le va a romper el país, ni se lo va a incendiar, queda así la cosa, sabe por qué, porque la persona mayor tiene una actitud pasiva, y cuando se dice ‘los mayores no somos pasivos’, no serán pasivos para bailar, para reunirse en el club de los abuelos, para viajar, pero desde el punto de vista de su participación ciudadana es bastante negativa. Yo le diría que eso es lo más nefasto que le puede pasar a la gente mayor.

Supongamos que una persona quiere ser gobernador, intendente o presidente, usted cree que se le cruza por la cabeza ‘a ver qué hago para que las personas mayores me voten o qué puedo hacer para seducirlos para que me eligan’, saben por qué no se les cruza por la cabeza, porque sabe que la mayoría de nuestros mayores no van a votar. Señores hay 6.5 millones de personas mayores en este país con opción de poder votar y la mitad aproximadamente no van a votar, llega el momento de la votación y se buscan excusas, ‘que tengo 70’, ‘que ya vote muchas veces’, ‘qué voy a cambiar yo’, ‘ en qué va a cambiar la situación porque yo vote o no vote’, y ese tipo de discurso que no tiene gollete, sabe por qué no tiene gollete, porque si las personas fueran a votar a los políticos le preocuparían las personas mayores y el día que las personas mayores se decidan todas a votar acá las cosas cambian, porque los políticos van a armar programas para tratar de que ustedes los voten y cuando ustedes los voten, supongamos que eligen al mejor por de decirlo de alguna manera, lo que van a tener que hacer es que a través del voto controlar que esa persona cumpla con lo que dijo. Ahora, si de hecho jugamos todos a que somos viejitos porque llegamos a los setenta, ya estoy viejito no voy a ir a votar o ya me canse, bueno señores, joróbese o usted cree que va a cambiar algo. Si usted no emite el voto, por eso entre otras cosas, se busca el voto de los más chicos, por eso si los de 16 los dejan ir a votar, usted cree que una persona de 16 años tiene la misma capacidad que usted para elegir un candidato, usted cree eso, usted tiene toda una vida de experiencia ha visto pasar infinidades de gobiernos, ha visto mil veces que lo han embromado y mil acciones que han sido buenas, esa historia que esta en su cabecita es la que tiene que pensar cuando va a emitir el voto. El día en que las personas mayores se decidan a votar la cuestión de la tercera edad empieza a mejorar en este país. Van a empezar a mejorar los dineros de jubilación, los dineros de subsidios, va a empezar a mejorar todo porque tiene que haber respuesta. Mientras la persona mayor juegue a ser viejito y que yo pobrecito, vamos mal señores. Pienselo.