Skip to content

Científicos holandeses quieren limpiar la gran isla de basura del Pacífico

8 septiembre, 2018

Un sistema de recolección de plástico salió desde la bahía de San Francisco (Estados Unidos)  hacia la gran isla de basura del Pacífico, ubicada entre California y Hawái.

Campañas

Hasta el momento, el principal foco de campañas para recolectar basura plástica ha estado en las diferentes playas, y ha consistido básicamente en reunir voluntarios del mundo para recoger bolsas y botellas de las costas.

Te puede interesar: El plastico en la Tierra y sus consecuencias

Objetivo

El foco principal es el Pacífico oriental, en concreto la gran isla de basura del Pacífico, donde  corrientes circulares han concentrado una gran cantidad de plástico en una amplia área.

La idea, reducir a la mitad la cantidad de contaminación en esta zona cada cinco años, con la proyección de que para 2040 casi todos estos desechos hayan sido erradicados.

Presupuesto

Este proyecto cuenta con un presupuesto de aproximadamente $20 Millones de Dolares, cabe destacar que el gobierno holandés es el principal patrocinador de esta iniciativa, junto a otras empresas e inversores.

¿Quién tuvo la iniciativa?

Boyan Slat, adolescente holandés, luego de su experienca, en donde tras nadar en el mar, en Grecia, hace siete años, se vio  sorprendido al observar más plástico que peces. Un joven que con 24 años tiene una meta definida y para el bien de todos. Él y su equipo de la organización sin fines de lucro The Ocean Cleanup están, estan convencidos de que la enorme cantidad de plástico en los océanos demanda acciones inmediatas.

¿Como funciona este sistema?

La clave de este proyecto es que su sistema de recolección es pasivo, es decir, no hay motores ni máquinas. El plan es desplazarse para recoger suavemente cualquier plástico en su camino.

La máquina tiene la forma de una serpiente gigantezca y está conformada por diferentes secciones de tubos. Mide 600 metros de largo y flotará en forma de “U” gigante. Por debajo de ella, se colgará una pantalla de tres metros.

Este sistema irá guiando el plástico hasta formar una masa densa. Los peces deberían poder nadar por debajo de ella y, ya que el dispositivo tiene superficies lisas, la esperanza es que ninguna especie padezca daños.

Inicio

Tres semanas son necesarias para que el sistema llegue a la gran isla de basura, la cual se localiza a unos 2.000 kilómetros de las costas de California.

Y de esta manera se dará incio al primer proyecto que pretende limpiar los océanos desde adentro.