Skip to content

Trastornos alimenticios en jóvenes

5 marzo, 2019

Mirá el video



Constantemente nos vemos presionados por estereotipos que la sociedad nos impone y buscamos llegar a un modelo estético hegemónico que vemos en los medios de comunicación y que prácticamente es imposible o son inaccesibles porque nos dicen como tenemos que ser, como tenemos que vernos y eso muchas veces provoca que veamos gente preocupada por su peso, por su cuerpo y por la comida.

Trastornos alimenticios

Entonces aparecen los trastornos de alimentación, acá podemos ver como aparece la anorexia, la bulimia, la obesidad. Dicho trastornos son una manifestación externa de lo que la persona siente, de la preocupación por su cuerpo, por la comida y por el peso.


Anorexia

Entonces, tenemos la anorexia donde la persona deja de comer voluntariamente y esto trae consecuencias como la falta de menstruación en la mujer, la perdida de cabello y la perdida de masa muscular.

Bulimia

Tenemos la bulimia donde la persona va a ingerir una gran cantidad de alimentos de una sola vez como una especie de atracón y luego va intentar expulsarlo, porque va a sentir culpa, por medio del vomito y el uso de laxantes.

Obesidad

También tenemos la obesidad donde la persona no puede dejar de comer y su cuerpo deja de tener un peso saludable, esto trae problemas cardiovasculares, problemas musculares, problemas respiratorios y muchos otros más.


¿Qué es lo que causa todo esto?

¿Qué es lo que causa todo esto?. La presión social, la presión en la familia que muchas veces obliga a los niños a ser de una forma o de otra, la presión que ejerce también el bullying, la violencia en las escuelas. Todo esto son detonantes de este tipo de trastornos. Por eso es importante que aprendamos a tener una autoestima elevado, que aprendamos a aceptarnos tal cual somos porque no todo el mundo nos va a aceptar pero nosotros si podemos aceptarnos a nosotros mismos y es importante no intentar satisfacer al otro, tener amor propio y también aprender a manejar las emociones para que no nos afecte tanto lo que venga de afuera. También tener en cuenta la alimentación saludable y el ejercicio y buscar el valor en nosotros mismos ya que ningún cuerpo es perfecto y el cuerpo perfecto solamente existe en nuestra imaginación.